miércoles, 29 de octubre de 2008

Sanas barritas de semillas


Éste mes he descubierto una receta que me apetece compartir con vosotros, ya que me parece muy práctica, fácil, económica, nutritiva y sana, sobre todo para los que nos gusta picotear, para cuando no tenemos tiempo para desyunar y tenemos que llevarnos a la boca algo rápido o para merendar fuera de casa. Y para los que tengais pequeñajos, pues es ideal para ellos cuando tengan esos antojos de cosas dulces, ya que no contienen nada de azúcar blanco ni conservantes, y a cambio aporta toooodas las superpropiedades nutritivas de las semillas, y qué mejor forma de comérlas que éstas :)

Aquí va la receta de las "Ecobarritas de semillas":

Ingredientes:
- 1 vaso de semillas de sésamo (blancas y/o negras, como guste)
- 1 vaso de semillas de girasol
- 1 vaso de semillas de calabaza
- 1 tableta de chocolate (opcional!)
- 2 cucharadas de miel o melaza de algún cereal (se pueden conseguir en tiendas de dietética)
- 1 cucharada de azúcar integral de caña

Elaboración:
Seleccionar las semillas y tostarlas ligeramente y por separado, pero que no se quemen! Luego mezclar en un cuenco grande todas ellas, si optais por el chocolate pues cortarla en trocitos y también mezclarlo con las semillas.
Licuar la miel y el azúcar en un cazo, remover hasta que la miel se derrita y el azúcar esté deshecho. Añadir la mezcla de semillas y mezclarlo homogeneamente.
Coger un molde o un tupper, pincelarlo con aceite y a continuación verter todos los ingredientes, y presionar la masa contra el molde, hasta que este suficientemente compacta. Perfilar los contornos con ayuda de una espátula o cuchara, para que quede todo más o menos planito y uniforme.
Para conseguir que la masa se endurezca rápido, se puede meter el molde en nevera o congelador, aunque simplemente se puede esperar a que se enfríe. Cuando esté dura, desmoldarlo, cortarlo con un cuchillo en trozos en forma de barritas, ¡y a comer! Se pueden guardar bien en un bote bien hermético, donde se conservan laaargo tiempo (o no!) ;)

Como veis, se puede reinventar la receta añadiendo o quitando ingredientes, haciendo creaciones propias y siempre diferentes. Por ejemplo, también se puede añadir frutos secos como nueces, almendras, semillas de amaranto, muesli y hasta trocitos de ciruelas secas, higos secos, orejones, pasas...
Cómo es fácil de hacer puede ser divertido hacerlos con los más pequeños.

Por otro lado saber que así a grandes rasgos que las semillas y frutos secos en general y según la Medicina Tradicional China son de naturaleza Yang, por lo que se puede decir que tienen "acción de calentar el interior", aportan mucha energía, muy aconsejado para personas que realizan mucha actividad y movimiento, y para los que sienten frecuentemente cansancio, frío y debilidad. Y recordar que son muy necesarios para los vegetarianos por su alto contenido en proteínas.


Espero que os haya gustado esta gran idea sana!

1 comentario:

Juamba dijo...

qué buena pinta, habrá que probarlo!!